<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1647617358835649&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

5 ejemplos de como fijar los objetivos SMART de una empresa

Escrito por Nacho Vizan el 20-oct-2016 18:30:25

objetivos SMART empresa

Antes de iniciar cualquier plan de negocios, es necesario fijar unos objetivos que guíen a nuestra organización y orienten nuestras estrategias. Si no lo hacemos, corremos el riesgo de enredarnos en cosas diferentes y aumentar las probabilidades de fracasar. Fijar objetivos SMART para una empresa nos permitirá entender realmente qué necesitamos y debemos hacer para conseguirlos.

En este artículo, explicamos qué son los objetivos SMART y cómo crearlos. Objetivos SMART ejemplos

¿Qué son los objetivos SMART?

Los objetivos de negocio SMART son aquellos que cumplen con las 5 reglas que, en inglés, se resumen en las siglas SMART (inteligente). De este modo, un objetivo SMART deberá ser:

- Specific – Especifico: el objetivo será lo más concreto y detallado posible.

- Measurable – Medible: el objetivo será cuantificable.

- Attainable – Alcanzable: el objetivo deberá ser ambicioso, pero alcanzable.

- Relevant – Relevante: el objetivo se adaptará a la realidad de la empresa o del negocio.

- Timely – A tiempo: el objetivo ha de contar con un plazo de cumplimiento, una fecha límite.

Al crear objetivos que cumplan con estas características, se obtienen objetivos inteligentes, que aportan una idea clara de qué queremos conseguir para nuestra organización, cómo se medirá el éxito de nuestros esfuerzos por conseguirlo (es decir, qué se considera aceptable y qué no lo es) y en cuánto tiempo debemos conseguirlos.

Una buena plataforma de software, que permite integrar todas las acciones de marketing y ventas de forma conjunta, ofreciendo un seguimiento detallado y precido de todas la métricas y Kpi's es Hubspot, lider en software de inbound marketing. Si quieres saber más sobre Inbound Marketing estos son los 100 datos que tienes que conocer.

¿Ser mejores que nuestros competidores podría considerarse un objetivo? La respuesta es sí, pero, ¿podemos considerar ser mejor que nuestros competidores un objetivo SMART? No, ya que establecer este objetivo no nos proporciona información sobre cómo conseguirlo ni en qué escenario podemos considerar que hemos triunfado o no. No podemos medirlo ni tampoco sabemos en cuánto tiempo debemos conseguirlo.

A continuación, mostramos algunos ejemplos de objetivos SMART y cómo se diferencian de un objetivo general.

 

- Descarga aquí la plantilla para fijar objetivos SMART - 

 

Ejemplos de objetivos SMART vs. objetivos generales

Ejemplo 1: aumentar el tráfico de la página web

Uno de los objetivos más comunes de muchas empresas es mejorar el tráfico que llega hasta su página web. Aunque se trata de un objetivo alcanzable y relevante, para que este objetivo se considerara un objetivo inteligente, debería concretarse en el tiempo y ser medible. ¿Cuántas visitas queremos que alcance la página? ¿En cuánto tiempo lo conseguiremos?

Objetivo SMART: aumentar el número de visitas a nuestro sitio web en un 50 %, de 3.000 a 4.500, en los próximos 3 meses.

Ejemplo 2: conseguir más suscriptores a la newsletter

Obtener contactos cualificados es una de las claves para impulsar un negocio, ya que aumentan las probabilidades de que se conviertan en clientes. Ofrecer la posibilidad de suscribirse a una newsletter es una de las formas más exitosas para obtener esos contactos. Sin embargo, este objetivo debería ser reformulado para que realmente se convierta en uno significativo para nuestro negocio.

Objetivo SMART: obtener un 20 % más de suscriptores a nuestra newsletter al mes, durante los próximos 5 meses, para pasar de 1.000 a 2.000 suscriptores.

A partir de ese objetivo pueden proponerse nuevos objetivos relacionados. Por ejemplo, que un 2 % de los nuevos suscriptores adquiera al menos uno de nuestros productos en un plazo de 6 meses.

Objetivo 3: aumentar las ventas

El objetivo que comparten todas las empresas es, obviamente, aumentar las ventas. Sin embargo, al desarrollar nuestro plan de negocio, deberemos establecer objetivos concretos de forma que, al ponerlos en marcha, podamos centrar nuestros esfuerzos. Para que este objetivo tan común sea un objetivo inteligente, debemos hacer que sea cuantificable en el tiempo.

Objetivo SMART: aumentar las ventas de nuestro producto X en un 20 % en los próximos 3 meses

Objetivo 4: mejorar la visibilidad del negocio en las redes sociales

Las redes sociales son unas de las mayores preocupaciones para muchas empresas. El aumento de la visibilidad de la marca lleva asociado el aumento de las ventas, por lo que es importante definir objetivos inteligentes también en lo que respecta a las redes sociales. Sin embargo, debemos concretar cómo medir esa visibilidad: ¿por número de seguidores? ¿Midiendo el engagement? ¿La conversión? Probablemente, debamos crear diferentes objetivos que cubran cada uno de estos conceptos. Uno de ellos podría ser:

Objetivo SMART: aumentar el número de seguidores en las redes sociales en un 50 %, pasando de 1.000 a 1.500 seguidores en Facebook y de 3.000 a 4.500 en Twitter, en un plazo de 2 meses.

Objetivo 5: hacer crecer nuestro equipo

Si lo que buscamos es el crecimiento de nuestra plantilla, deberemos fijarnos en nuestras necesidades de personal, así como en qué hacer para conseguirlo. Nuestros objetivos deben ser claros y debemos especificar cómo conseguirlos, más aún si el planteamiento requieres de una estrategia de marketing local.

Objetivo SMART: obtener un 10 % más de beneficios, durante el primer trimestre del año, para aumentar nuestro Departamento de Marketing Digital de 3 a 7 personas.

Siguiendo estos ejemplos y estableciendo objetivos SMART el éxito de nuestro negocio está asegurado. A partir de ahí, solo debemos desarrollar las estrategias necesarias para su consecución y ponernos a trabajar. - Cómo usar el marketing emocional para captar clientes

Smart Marketing para Dummies

Temas: Objetivos de marketing