<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1647617358835649&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

La importancia del "timing" en los objetivos de Marketing

Escrito por Marisa Fernández el 29-jun-2016 16:30:00

 

la importancia del timing en los objetivos de marketing

 

Ya hemos visto que es imprescindible para determinar los objetivos de marketing que éstos tengan un horizonte temporal (la "T" de objetivos SMART). Es cuando de verdad se vuelven tangibles. Hasta entonces, son casi como un deseo y no algo que realmente vaya a ocurrir. Cuando pones fecha a tus fantasías, se vuelven más reales.

Ahora bien, ¿qué plazo es el más adecuado? En este post te damos 2 trucos para encontrarlo pero partimos de la base que la respuesta la tienes tú: el timing que establezcas marcará el ritmo a seguir para llegar hasta los deseados resultados. Como profesional del marketing, tú te encargas de fijar el compás al que bailarán todas las piezas de tu campaña. Te lo contamos en esta miniguia de objetivos de marketing. 

Plantéatelo así: ¿cuánta prisa tienes por conseguir tus objetivos de marketing? ¿Cuántos recursos puedes dedicar? ¿Cuánta agresividad quieres demostrar? Antes de contestar, recuerda también la la "R" de los objetivos SMART, sé realista y no pidas milagros para mañana mismo.

 

Calcula el tiempo contando la media semanal que puedes dedicar.

Cada día es diferente, todo el mundo lo sabe. No importa el cargo ni las tareas, el día a día puede comerte y quitarte tiempo para los objetivos que te hayas marcado, no solamente a ti, también a cada miembro de tu equipo de marketing, no creas que todos dedicarán el 100% de su tiempo. Sería ideal que fuese así, pero la realidad es que eso no pasa casi nunca. Algunos días se invertirá más, otros menos… Por eso te recomendamos calcular el timming considerando una media de horas a dedicar a la semana.

Por un lado, puedes hacerlo repasando qué hiciste la semana pasada y tratando de imaginar si hubiese encajado otra tarea en tu agenda. Pero, esto es importante, decimos trabajar de verdad, ¿eh? No te engañes a ti mismo como cuando algunos dicen que van a ir al gimnasio.

Por otro lado, pregunta directamente a tu equipo en lugar de imaginar que podrán dedicar X horas. Tú no lo sabes seguro así que confía en ellos para ser lo más cercano a la realidad porque inventarse los datos no suele llevar a buen puerto. De todas maneras, la agresividad en los objetivos también se demuestra presionando a las personas hasta un límite aceptable y alcanzable (la "A" de objetivos SMART)

 

Deja margen para improvisar y reaccionar ante posibles obstáculos.

Los planes marcan un camino hacia el objetivo, pero no pueden controlarlo todo. Siempre hay algo que se escapa, que aparece como de la nada y que estropea el plan. Si se fastidia un fin de semana por una tormenta, imagínate lo que puede pasar en tu próxima campaña de marketing. La experiencia ayuda, es cierto, pero sería de mal estratega no dejar algún hueco para tener una cierta libertad de movimientos.

Hay obstáculos de diferente calibre. Algunos se pueden solucionar más o menos fácilmente (en cuanto acabes de leer este post, ¡deja de procrastinar!), pero otros no se arreglarán con excusas (vacaciones y bajas del equipo, por ejemplo). Estar preparado y así reaccionar a tiempo es lo único que puedes hacer.

Cualquier cosa puede alejarte del éxito pero establecer rutas alternativas y dejar un cojín de tiempo para poder tomarlas es una manera de calcular cuándo puedes lograr tus ansiados objetivos.

Una vez encontrado tu timming, busca el compromiso por parte de todos para cumplir esos plazos. Algunas empresas relacionan los objetivos con el sueldo. Otra forma de motivarles es ir reconociendo las pequeñas victorias semanales en lugar de esperar el gran premio dentro de medio año. Ver los resultados a medida que se van logrando es más emocionante.

op

 

Temas: inbound marketing, Objetivos de marketing